Efecto Antioxidante

Estimula enzimas celulares antioxidantes para eliminar los radicales libres, revertir los procesos de lesión y retardar el envejecimiento de las células.

Estimula enzimas celulares antioxidantes para eliminar los radicales libres, revertir los procesos de lesión y retardar el envejecimiento de las células.
 
Las causas de la mayor parte de las enfermedades es actualmente desconocida. Sin embargo, en casi todas ellas podemos descubrir  grupos de células en sufrimiento oxidativo. La Ozonoterapia actúa equilibrando este metabolismo oxidativo.
 
Una lesión oxidativa sistémica podría ser responsable de situaciones clínicas como las infecciones respiratorias de repetición, la fragilidad en los ancianos, o el decaimiento físico por estrés.
 
La lesión oxidativa localizada ocurre por ejemplo en la Diabetes, donde están afectadas las células Beta del Páncreas encargadas de la producción de insulina,  Enfermedad e Parkinson donde se afectan las células de la substancia negra del encéfalo implicadas en el control de los movimientos.
 
La lesión oxidativa de órganos se pueden verificar en enfermedades cardiacas o respiratorias como podrían ser la miocardiopatía, el asma o la EPOC.
 
Las lesiones osteo-musculares tienden a cronificarse cuando no se resuelve la lesión oxidativa de base. El sistema inmunitario se puede desequilibrar provocando enfermedades autoinmunes, de hecho todas estas situaciones responden sorprendentemente bien a la Ozonoterapia.
 
La Ozonoterapia es actualmente el tratamiento antioxidante mas eficaz en medicina, actúa activando el sistema antioxidante celular, eliminando así el exceso  de radicales libres que  provoca lesión celular. Esto explica su particular eficacia en situaciones que otros tratamientos no pueden resolver.

¿Cual es la importancia de la oxidación en la enfermedad?

Las causas de la mayor parte de las enfermedades es actualmente desconocida, incluso en el caso de las enfermedades con etiología mas evidente como en las infecciones,  desconocemos por que afecta a nos y no a otros.

Sin embargo, en casi todas las enfermedades, podemos descubrir células de nuestro cuerpo en sufrimiento. Este sufrimiento celular, independientemente de la causa, está provocada o desemboca en una lesión oxidativa.

Se puede tratar de un grupo pequeño y seleccionado de células, de un órganos, un sistema o afectar al organismo en general.

En cualquier caso, la lesión oxidativa puede tener diferentes grados, desde la afectación aislada de la función de las células, hasta la destrucción de las mismas. A su vez, esta lesión podrá desencadenar diferentes grados de inflamación.

La lesión oxidativa localizada ocurre por ejemplo en la Diabetes tipo 1, donde están afectadas las células Beta del Páncreas (encargadas de la producción de insulina),  o Enfermedad e Parkinson donde se afectan las células de la substancia negra del encéfalo (implicadas en el control de los movimientos).

Como ejemplos de lesión oxidativa de órganos se pueden verificar en enfermedades cardiacas, respiratorias o renales como podrían ser la miocardiopatía, la EPOC o la Insuficiencia Renal Crónica.

Una lesión oxidativa sistémica podría ser responsable de situaciones clínicas como la susceptibilidad a infecciones respiratorias de repetición en pacientes con bronquiectasias, la fragilidad de los pacientes ancianos, o las situaciones de decaimiento físico provocadas por situaciones de estrés.  De hecho todas estas situaciones responden de forma espectacular a la ozonoterapia.

¿Por qué el ozono puede funcionar como antioxidante donde otros antioxidantes conocidos fracasan?

La existencia de lesión oxidativa, es universalmente reconocida en la mayoría de las enfermedades, desde lesiones musculares, enfermedades neurodegenerativas, enfermedades circulatorias, metabólicas etc.

La mayor parte de los tratamientos a partir de componentes antioxidantes ( vitaminas, oligoelementos, omega 3, etc.) han tenido una eficacia modesta en el tratamiento de estas enfermedades.

Estos tratamientos “neutralizan” los subproductos de la oxidación desde el espacio extracelular, con menor acción intracelular. Podríamos denominarlos como antioxidantes extracelulares. Esto explica que el papel de estos compuestos sea mas preventivo que curativo.

La ozonoterapia sin embargo actúa activando el sistema antioxidante celular, por tanto lo hace desde dentro de la célula. La ozonoterapia  es por tanto un tratamiento antioxidante Intracelular.

La ozonoterapia actúa eliminando el exceso  de radicales libres antes de que estos puedan provocar lesión celular. Este hecho explica la eficacia de lo a ozonoterapia donde otros tratamientos fracasaron.

La ozonoterapia es actualmente el tratamiento antioxidante mas eficaz en medicina. Su actividad revirtiendo la lesión oxidativa ha sido demostrada experimentalmente. Su eficacia clínica está abalada por publicaciones medicas, y  se reproduce a diario en nuestros pacientes.

Shopping Basket