Ozone blood therapy. Adult woman before intravenous ozone therapy at a medical clinic

El tratamiento con Ozono puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

Cada vez hay más pacientes que apuestan en el Ozono para combatir estos lastres innecesarios de la edad.

El tratamiento con Ozono está orientado a restablecer el bienestar, mejorando la fuerza y la resistencia física, optimizando el descanso, agilizando la mente, tratando el dolor y mejorando el estado de animo.

Los resultados  (que suelen ser bastante inmediatos) resultan evidentes en nuestros pacientes en aspectos cómo:

  • Mirada despejada
  • Aspecto juvenil de la piel y el cabello
  • Mejora de la postura
  • Caminar ligero
  • Mente ágil
  • Actitud mucho más positiva

Todo esto es posible como consecuencia de los efectos del ozono sobre la oxigenación y el metabolismo oxidativo, de las células de nuestro cuerpo.

De hecho, está comprobado que el tratamiento con Ozono mejora el rendimiento físico tanto de potencia como de resistencia incluso en deportistas de elite. Además, mejora el intercambio de oxigeno en los pulmones y el transporte del mismo por la sangre, por lo que está indicado en el tratamiento de enfermedades respiratorias y mejora del rendimiento neuronal. También se usa con gran éxito en enfermedades degenerativas como el Parkinson y aumenta el estado de animo en pacientes con depresión.

El tratamiento del dolor con ozono, ha alcanzado un gran éxito, por lo que ya se usa en la mayoría de las Unidades de Dolor de nuestros Hospitales.  Disminuye la sensación general del dolor, y ha demostrado gran eficacia en tratamiento de Hernias de disco, lumbalgias, artrosis de rodilla y todo tipo de dolores osteomusculares.

El tratamiento con Ozono ayuda al control de la tensión arterial y los niveles de azúcar en sangre, y mejora la evolución de enfermedades típica de la edad como la degeneración Macular o el Parkinson.

Por último el uso del tratamiento con Ozono en Medicina Estética, se basa en sus efectos sobre la piel (que se vuelve mas tersa y resistente) el cabello y las uñas (que crecen con fuerza y brillo), la mirada despejada, y la harmonía de la postura y los movimientos que en conjunto dan una sensación de salud y belleza.

Por todo esto te animamos a que des dinamismo a tus años, mejorando tu calidad de vida a través del tratamiento con ozono.

IMG_0607

Caso de éxito en el tratamiento del COVID PROLONGADO

Hoy queremos compartir con vosotros el caso de Nieves, enfermera jubilada y a quién ya habíamos tratado con éxito de una tendinitis.

Durante el mes de febrero Nieves sufrió COVID, no fue un COVID complicado, no necesitó ser ingresada y lo pasó en su casa con paracetamol.

El problema surgió cuando el test ya dio negativo, tenía que seguir con su vida y se sentía agotada:  “Sentía que me faltaba la vida, no era capaz de cambiar la cama, de realizar las tareas de casa, la desmotivación era total, ya no me apetecía salir de casa, dar mis paseos, ver a los amigos o incluso poner la radio; me sentía como si me sacasen la vida”. Empezó a sufrir perdidas de memoria y concentración, tardaba en recordar las cosas, en hacer presentes nombres y situaciones cotidianas que antes fluían de inmediato, y se sentía triste, incluso llegó a creer que estaba entrando en una depresión.

Estos y otros síntomas ( como opresión torácica, tos, sensación de falta de aire, problemas del sueño o ansiedad) ocurren frecuentemente tras el COVID que, como en el caso de Nieves, no tiene que ser grave. Estos síntomas se prolongan típicamente durante al menos dos o tres meses, pero podrían permanecer indefinidamente.

La experiencia nos está demostrando que el tratamiento con ozono mejora estos síntomas residuales del COVID en la mayor parte de los pacientes.

Después de cuatro sesiones Nieves ya empezó a realizar una vida casi normal, nos contó sorprendida cómo ya había recuperado gran parte de su vitalidad, su memoria y su animo, y dos semanas después le dimos de alta completamente recuperada.

Es muy importante que si estás en esta situación, o conoces a alguien que lo esté, no asumas que es una situación permanente, contra la que nada puedes hacer. Si los síntomas se prolongan y limitan tu vida, el tratamiento con Ozono puede ser la solución.

long covid

Long COVID, las secuelas.

La fatiga es la manifestación mas frecuente

Muchas de las infecciones agudas dejan secuelas en forma de diferentes síntomas, prolongados en el tiempo. Este proceso es especialmente frecuente tras el COVID, y cerca de la mitad de los pacientes presentan síntomas persistentes a los dos meses del episodio agudo. Se ha reconocido estas secuelas como una entidad propia que se ha venido a denominar COVID Prolongado o long COVID, Secuelas post COVID (PASC en acrónimo ingles de Post-Acute Sequelae of Sars-CoV2 infection) o persistente.

Entre los síntomas mas frecuentes están fatiga, tos, opresión en el pecho, dificultad para la concentración, fallos de memoria y las alteraciones de gusto y olfato. Estos síntomas carecen por el momento de tratamiento específico, y se prolongan típicamente entre dos y tres meses. Sin embargo, algunos pacientes permanecen todavía sintomáticos tras haber padecido el episodio agudo de COVID en la primera ola de marzo del 2020.

El síntoma mas frecuente del Long COVID es la fatiga, que se prolonga típicamente mas de tres meses. Se manifiesta como una continua sensación de agotamiento y falta de resistencia que limita la actividad diaria.

El tratamiento con ozono puede mejorar de los síntomas persistentes del Long-COVID de forma completa.

El tratamiento con Ozono es conocido desde hace mas de cien años,  carece de efectos secundarios y se ha descubierto que mejora de forma significativa a la practica totalidad de los pacientes, cerca de la mitad de ellos de forma completa y definitiva.

El tratamiento con Ozono mejora de forma significativa a la practica totalidad de los pacientes.

Puedes seguirnos en nuestra página de Facebook para estar al tanto de todas las novedades o consultar el resto de posts de nuestro blog.

 

Fografía: Freepik

clinica3

El covid prolongado podría tener un tratamiento eficaz.

Un estudio multicéntrico realizado en  Italia,  ha concluido que el síntoma mas frecuente del COVID prolongado, la fatiga, disminuye  drasticamente gracias al tratamiento con ozono.

Muchas de las infecciones agudas dejan secuelas en forma de diferentes síntomas, prolongados en el tiempo. Este proceso es especialmente frecuente tras el COVID. Entre el 20% y el 60% de los pacientes se ven afectados y permanecen sintomáticos mas allá de los dos meses tras el episodio agudo. Se ha reconocido estas secuelas como una entidad propia que se ha venido a denominar: como COVID Prolongado, Secuelas post COVID (PASC en acrónimo ingles de Post-Acute Sequelae of Sars-CoV2 infection) o Long COVID.

Entre los síntomas mas frecuentes están fatiga, tos, opresión en el pecho, dificultad para la concentración, fallos de memoria y las alteraciones de gusto y olfato. Estos síntomas carecen, por el momento, de tratamiento eficaz y se prolongan típicamente entre tres meses y un año. Sin embargo, algunos pacientes permanecen todavía sintomáticos tras haber padecido el episodio agudo de COVID en la primera ola de marzo del 2020.

Durante el estudio que hoy presentamos se trataron con Ozonoterapia 100 pacientes con fatiga grave y persistente entre los dos y seis meses tras el episodio agudo de COVID. En la evaluación realizada a las cuatro semanas,  se produjo una mejoría significativa de la fatiga en 97% de los pacientes. En el 40% de ellos la fatiga desapareció por completo, y en otro 45% se redujo a menos de la mitad.

De este trabajo podemos concluir que el tratamiento con ozono puede representar la solución que esperábamos para los pacientes afectados por COVID prolongado. Si estas sufriendo síntomas de COVID prolongado visitanos en Clinica Claro y comienza ya tu tratamiento.

También puedes seguirnos en Facebook Clinica Claro para estar al tanto de todas nuestras novedades.

Disperazione di un medico per un grave errore o una perdita impo

El COVID prolongado puede tener una solución.

El COVID prolongado puede tener una solución.

El Covid prolongado se reconoce como una entidad propia, que ha sido recientemente definido por el CDC americano por tres características:

  • la presencia de síntomas físicos o mentales que se desarrollan durante o después del covid 19
  • se prolongan mas allá de los dos meses, tras la enfermedad aguda
  • y no pueden ser explicados por un diagnostico alternativo.

Solemos asociar el Covid prolongado con formas graves de covid agudo, sin embargo, éste se puede producir tras formas leves o moderadas de la enfermedad. En diferentes estudios,  entre el  10% y el 70% de los pacientes han tenido uno o mas síntomas persistentes.

Podemos dividir los síntomas del Covid prolongado en físicos y mentales:

  • Dentro de los primeros, los físicos, los mas frecuentes son los respiratorios, como la sensación de ahogo, opresión torácica,  tos y la fatiga.  Otros síntomas clásicos son las alteraciones del gusto, el olfato, los dolores articulares o los mareos.
  • Dentro de los síntomas mentales, destaca la ansiedad, la depresión, los fallos de memoria y la falta de concentración.

Por definición, en el Covid prolongado, no hay alteraciones estructurales que puedan explicar los síntomas, como por ejemplo una fibrosis pulmonar que explicase la sensación de ahogo, o una lesión muscular que explicase el cansancio.

Se trata de una alteración a nivel bioquímico, probablemente lesión oxidativa, como ocurre tras ingresos prolongados en UCI, situaciones de sepsis u otras infecciones víricas.

El efecto principal del tratamiento con ozono es el antioxidante, que contrarresta la lesión oxidativa causante del Covid prolongado. Por otra parte, otro efecto independiente del anterior, que denominamos oxigenante, ya que mejora la captación y transporte de oxigeno por la sangre,  contribuye a mejorar de forma directa los síntomas respiratorios como la sensación de ahogo.

El tratamiento con ozono carece de efectos secundarios y puede mejorar los síntomas de una gran parte de los pacientes con Covid prolongado

En nuestra clínica  llevamos años tratando con éxito síndromes oxidativos similares al Covid prolongado, y tras la excelente experiencia en otros centros en el tratamiento de esta enfermedad hemos decidido difundir y ofrecer el tratamiento con ozono a  los pacientes de nuestro entorno.

 

Captura de pantalla 2021-11-15 a las 11.54.38

Ozonoterapia en el tratamiento del Parkinson: la mejoría se mantiene después de cinco años.

Hace cuatro años hablábamos con Antonio Grela, un paciente de la clínica que padece Parkinson y que había encontrado en la ozonoterapia bienestar y mejoría para sus síntomas, en ese momento solo llevaba un año de tratamiento.

Sorprendentemente, cuatro años después de ese primer encuentro, la respuesta se ha mantenido intacta. Hace unas semanas volvimos a encontrarnos con él y con su mujer para que compartiesen sus sensaciones, y también su confianza, en la terapia.

La enfermedad de Parkinson es progresiva, con un avance implacable a pesar de todos los tratamientos conocidos. Con el tratamiento con Ozono esperábamos lentificar el deterioro de sus capacidades, sinembargo la respuesta ha ido mucho mas allá de lo esperado, y después de la mejoría que nos contaba hace ya mas de cuatro años, Antonio se ha mantenido incluso mejor que entonces.

Cuando a Antonio le diagnosticaron Parkinson, entró en una espiral de deterioro físico y emocional, los síntomas avanzaron rápidamente, afectando sus movimientos, el habla, la memoria, y su sistema inmunitario, en definitiva, su calidad de vida.

Recordando aquellas primeras sesiones, Antonio reconoce que fue su mujer la que le insistió en continuar y ser constante con el tratamiento de ozono; ahora se da cuenta de que ese compromiso y el no perder la fe fueron claves para que la mejoría se haya mantenido durante estos cinco años.

Antonio destaca sobre todo la tranquilidad y la estabilidad que la ozonoterapia le proporciona. ¡Hasta ha podido volver a tocar la guitarra! Un hobby que tuvo que abandonar cuando perdió la movilidad del brazo izquierdo. Durante estos cinco de estabilidad clínica, no ha necesitado prácticamente aumentar su medicación antiparkinsoniana, por lo que tiene todavía un amplio margen para reforzar la misma.

Su mujer nos cuenta cómo los beneficios de la ozonoterapia, al aliviar la sintomatología, han mejorado el ánimo de su marido, ayudándole a recuperar su jovialidad y su humor, especialmente con su nieta.

Cuando le preguntamos qué creía que hubiese pasado si no hubiese encontrado la ozonoterapia, lo tenía claro:

“Estaría muy perdido y no habría encontrado la ayuda que necesitaba”.

El Parkinson es una enfermedad degenerativa y crónica cuya causa inicial se desconoce y cuyos primeros signos y síntomas son muy difíciles de diagnosticar y relacionar con la enfermedad.

Una vez la enfermedad empieza a avanzar, es prácticamente imparable. Las neuronas de la conocida como sustancia negra del cerebro van enfermando, oxidándose y finalmente muriendo, alterando la capacidad de movimiento.

La ozonoterapia genera un estrés oxidativo pequeño y controlado a través del cual estimula las defensas antioxidantes y se recuperan células enfermas, aliviando síntomas del Parkinson, esto es lo que pasó con Antonio durante su primer año de tratamiento con ozono, en el que cambió su calidad de vida: mejoró su temblor, su rigidez, sus problemas de movilidad, su memoria y su estado de animo. Lo que hoy destacamos es que esta mejoría se ha mantenido a lo largo de cinco años.

Si la mejoría clínica resultó sorprendente, el hecho de que ésta se haya mantenido durante mas de cinco años es esperanzador.

Dado que ninguno de los tratamientos del Parkinson ha conseguido lentificar la progresión de la enfermedad, su diagnóstico precoz no mejoraría el pronostico de estos enfermos. La ozonoterapia sin embargo, podría ayudar a la recuperación de las neuronas dañadas desde las fases iniciales de la enfermedad, mejorando así su pronostico cómo en el caso de Antonio, que nos contó cómo llegó a nuestro centro en un estado muy avanzado, y cómo su mejoría fue extraordinaria y duradera.

  • Puede mantener a raya los temblores, incluso cuando está nervioso.
  • No ha vuelto a tener las crisis que antes eran comunes y le dejaban postrado en cama.
  • Puede realizar actividades del día a día como conducir sin ayuda.
  • Su memoria es sorprendente y no ha vuelto a sufrir pérdidas de memoria, como ocurrió poco antes de que le diagnosticasen la enfermedad.
  • Ha recuperado la movilidad en brazos, manos y boca y ya puede volver a silbar, tocar la guitarra y triscar los dedos.
  • Destaca además otros efectos positivos del ozono: No ha vuelto a tener catarros, cuando antes al coger algo de frío los padecía con frecuencia y
  • los dolores musculares, como la lumbalgia, ya no limitan sus movimientos ni su vida.

Gracias a Antonio hemos podido comprobar como la ozonoterapia puede mejorar  los síntomas, y detener el avance del Parkinson.

El caso de Antonio es sin duda un caso de éxito en el que el coraje y las ganas de continuar con esta terapia han hecho frente a un destino que parecía infalible.

Terapia de ozono aplicada como tratamiento y prevención del Covid.

Terapia de ozono aplicada como tratamiento y prevención del Covid.

Hemos tenido el placer de presenciar una entrevista profesional, para compartir experiencias sobre el tratamiento del Covid con ozono, entre nuestro director médico, el doctor Marqués de Magallanes y el médico boliviano Sergio Valenzuela, actualmente situado en el hospital Povisa de Vigo.

El doctor Marqués forma parte de un grupo de especialistas liderado desde Ibiza por el Dr. Hernández que, en marzo del año pasado, inició el tratamiento del Covid con ozono en España y actualmente espera el inminente aprobado de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) para arrancar un gran ensayo clínico multicéntrico nacional y demostrar la eficacia del Ozono en el tratamiento de esta enfermedad.

El doctor Valenzuela es el responsable de la UCI de un hospital boliviano dedicado específicamente al tratamiento de pacientes Covid, que al confrontarse con la ausencia de tratamientos eficaces de la enfermedad, se inspiró en los resultados de nuestros primeros pacientes para tratar con Ozono a más de 400 enfermos de Covid. Esto le sitúa entre los médicos con mayor experiencia directa, en el tratamiento del Covid con ozono a nivel mundial.

De los resultados publicados desde España, Italia, China e India en más de diez series y ensayos clínicos, incluyendo a más de 350 pacientes, se puede deducir que el tratamiento con ozono en pacientes con Covid, mejora sus síntomas y su saturación, disminuye su necesidad de oxígeno y mejora su analítica. Pero lo importante es que esta mejoría se produce en un tiempo récord y reduce la duración de la enfermedad hasta la mitad e, incluso, la cuarta parte del tiempo.

Durante nuestra entrevista con el doctor Valenzuela nos confirmó que corroboraba los resultados de las publicaciones en un escenario real. Pero su experiencia fue mas allá, obteniendo excelentes resultados en la prevención de la enfermedad y en el tratamiento de las secuelas que se denominan Covid prolongado y que aquejan a miles de pacientes en nuestro país.

Dicho esto, estamos encantados de compartir con vosotros, las conclusiones de la charla que hemos tenido acerca de los beneficios y resultados de la ozonoterapia en pacientes Covid, tanto en su prevención como en su tratamiento. ¡Comenzamos!

El Dr. Valenzuela, comenzó a aplicar el tratamiento de ozonoterapia para tratar a los pacientes Covid, estudiando los casos de éxito de España, Italia y China.

La aplicación de los tratamientos con ozono, fue inminente, tras comprobar que contaba con los medios suficientes en su hospital para experimentar con dicho procedimiento.

Según el Dr. Valenzuela “Los datos que obtenemos tras el tratamiento de ozonoterapia en pacientes Covid, son positivos y muy esperanzadores. El ozono funciona muy bien para tratar el Covid“

Tras un año de experiencia, ha observado junto a su equipo, que los pacientes tanto leves, moderados, como severos, han experimentado una gran mejoría. Un 95% han superado la enfermedad en un tiempo prudente, y la mayoría no han sido trasladados a unidades de terapias intensivas.

“El ozono no tiene efectos adversos, es un fármaco muy inocuo y muy natural. Hemos decidido usarlo desde la prevención, hasta en las fases post Covid “. 

Tanto su familia, como el equipo en el hospital en el que trabajaba, recibía tratamientos de ozono una vez a la semana como preventivo. El resultado fue que hasta el momento, sólo uno de ellos ha sufrido la enfermedad (hablamos de un total de 130 personas aproximadamente). Recalcamos una vez más, que estos trabajadores estaban continuamente expuestos al virus en el hospital.

Por todos los detalles expuestos, ha llegado a la conclusión de que el ozono es una alternativa muy eficiente para curar el Covid, además de accesible, por lo que consideran que debería de ser investigada y posteriormente aplicada de forma generalizada.

Dr. Valenzuela: “Tenemos que luchar por el ozono, es  novedoso y sabemos que por eso mismo, complicado incluirlo en los protocolos de los hospitales públicos“

 ¿El tratamiento con Ozono puede prevenir el Covid?

El Dr. Marqués de Magallanes, director de la Clínica Claro añadía “Siempre hemos pensado que podíamos ayudar a prevenir el Covid, y todos los compañeros que tratamos a pacientes regularmente con Ozono, hemos comprobado que ninguno ellos ha sufrido enfermedad grave y los pocos que la han contraído, han tenido una sensación de gripe leve o unos síntomas muy superficiales.“

El Doctor Sergio Valenzuela, cuenta con un trabajo sobre la ozonoterapia en vías de publicación. Para demostrar su eficacia, ha llevado a cabo un estudio en una clínica de contingencia de Bolivia (programada solamente para funcionar 3 meses durante la pandemia) dedicada exclusivamente a pacientes Covid. Los resultados, como era de esperar, fueron de lo más exitosos:

Durante los dos primeros meses, aplicaron ozonoterapia a todo el personal, formado por una cantidad total de 80 trabajadores entre los que se comprendía: personal de limpieza, personal de cocina, médicos, celadores, auxiliares…  Estos, han estado expuestos a 36 horas semanales de trabajo en el hospital y, durante ese tiempo, han atendido a 150 pacientes aproximadamente con la patología Covid de los cuales 30 estaban en terapia intensiva y el resto en terapia intermedia.

De los 80 trabajadores, tan solo uno ha enfermado. Se trataba de un médico con obesidad mórbida y poliglobúlico (dos de los factores de riesgo más notables a la hora de contagiarse de la enfermedad). Todos los trabajadores estaban expuestos a una carga viral altísima, por eso, como comentamos anteriormente, fueron tratados con ozono y ninguno de ellos sufrió ningún tipo de reacción adversa.

Este estudio está en vía de publicación y sería el primero y el único artículo publicado sobre el tema hasta la fecha.

…El efecto del ozono en el covid salta a la vista y es reproducible”

Otra de las cuestiones a tratar en la entrevista, fue el cómo saber si el tratamiento con ozono estaba siendo realmente efectivo en estos pacientes, ya que paralelamente estaban siendo tratados con fármacos como antibióticos y corticoides.

El Dr. Valenzuela nos comentaba que la mejoría de los pacientes que eran tratados con ozonoterapia (obviando los demás fármacos) presentaban mejoras en pocas horas. “Ellos mismos admiten sentirse más livianos, respirar mucho mejor“. Los profesionales observaban cómo rápidamente comenzaba a mejorar la saturación de sus pacientes y como en una semana, había un gran cambio positivo en la salud de estas personas.

Dr. Valenzuela – “Todos los médicos que actualmente investigamos con el ozono, hemos encontrado los mismos resultados, o muy semejantes. Como consecuencia, cuando todos caen en la misma conclusión, hay que pensar que efectivamente hay algo detrás.“

“Los que nos dedicamos a la medicina convencional, no solo el ozono, vemos que hay grandes estudios que están muy afianzados por una gran cantidad de pacientes, que con el tiempo no se logran mantener. No son reproducibles, no permanecen en la ciencia ya que otros médicos los experimentan y dicen, – Yo he tratado de hacer lo que dice ese artículo y no funciona- con el ozono pasa completamente lo contrario“

Grupos de médicos italianos, bolivianos, indios y chinos están aplicando este tratamiento, y todos ellos coinciden en que funciona y lo beneficioso que está resultando a sus pacientes en esta época de pandemia. Esto quiere decir que el tratamiento con ozono es reproducible, y este es el criterio más importante, la reproducibilidad.

Los profesionales han encontrado trabas burocráticas a la hora de implantar la terapia con ozono en sus hospitales para tratar a pacientes de Covid. Sin embargo, la respuesta tanto clínico como de los laboratorios es que se ha conseguido reducir el tiempo de cura a la mitad, incluso en algunos casos a la cuarta o quinta parte.

También se ha observado que reduce la mortalidad pero, el Dr. apunta: “Mi impresión es que reduce claramente la mortalidad, pero como toda enfermedad, cuanto más tarde en iniciarse el tratamiento, menos es la probabilidad de recuperación“

Además, Dr. Valenzuela comenta, “El ozono disminuye el tiempo de recuperación en las personas que tienen secuelas después de haber pasado el Covid “.

Los periodos de recuperación de los pacientes post Covid que generalmente duran 20 días se reducen a la mitad, o a una cuarta parte gracias a la aplicación de ozono.

Comenta que estamos empezando a conocer la enfermedad y como en todas las enfermedades hay un periodo agudo, otro de recuperación y por último un periodo tardío. El periodo tardío, se trataría del post Covid.

“Existe una gran cantidad de personas que no han tenido manifestaciones de Covid en la fase aguda, pero ahora comienzan a padecer problemas neurológicos y extrapulmonares.

Entonces como tenemos un arma muy potente, que es el ozono,  lo aplicamos y esperamos a ver cuales son los resultados. ¡Y los pacientes mejoran!. Los pacientes post Covid mejoran todos los síntomas como la febrícula, la astenia, las fibrosis pulmonares…“

 Para finalizar, el Dr. Marques de Magallanes, preguntó al invitado, que por qué piensa que ayuda tanto el ozono. La respuesta fue muy clara y reveladora:

“Es un fármaco muy interesante, no tiene efectos adversos y, además, no tiene un único mecanismo de acción (como un antibiótico, un antifúngico..), sino que tiene 3: es un potente germicida, un antiinflamatorio y se mete a nivel genético con la capacidad de estimular genes reparadores. Hasta la fecha, no he conocido ningún fármaco que pueda estimular genes reparadores. “

prasesh-shiwakoti-lomash-moHiHqdmUYY-unsplash

El incremento de la mortalidad esperada en España durante el 2020 es de más de 70.000 personas

José Gefael, experto en banca, tecnología y fundador de NEXWM, ha realizado en los últimos meses una completa base de datos de la evolución de la pandemia del coronavirus. Una recopilación minuciosa de números, porcentajes y tendencias que le ha permitido llegar a las siguientes conclusiones:

 

  1. Las personas mayores y vulnerables deben actuar con extrema precaución y autoprotección por motu propio, especialmente en aquellas regiones que no han sufrido una verdadera primera ola o están por debajo del promedio en términos de muertes por millón y por lo tanto en porcentaje de inmunidad, porque la probabilidad de infección podría ser más alta en invierno.
  2. Las muertes en España son 45.844 hasta el 4 de diciembre. El 95,1% de ellos eran mayores de 60 años. Pero la desviación de mortalidad observada con respecto a la esperada es de 68.511. Y si comparamos directamente las muertes por todas las causas por edad de 2020 con 2019, el incremento es de 70.717; siendo el 95% de ellos también mayores de 60 años. La diferencia se debe a causas y enfermedades distintas a COVID-19. También otros países tienen este nivel inaceptable de daños colaterales.
  3. Solo el 2,6% de los casos de menores de 60 años requirió algún tipo de hospitalización. El 97,8% de estos casos leves o asintomático. La mayoría de ellos se recuperan por completo en unas pocas semanas. Algunos continúan experimentando síntomas 4/8/12 semanas después de la recuperación, lo que se llama larga-COVID-19. Se especula sobre la posibilidad que una fracción de estos largos-COVID-19 sufrirán secuelas de por vida. Pero más allá de las publicaciones informales, hasta la fecha no hay  artículos científicos revisados que hayan establecido o estimado el porcentaje o riesgo de sufrir secuelas de por vida.
  4. La salud pública tiene tres principios básicos que parecen ser ignorados por algunos países, los que aplicaron indiscriminadamente encierros no obligatorios u otras medidas específicas: Primero, minimizar la mortalidad a largo plazo en lugar de a corto plazo; segundo, minimizar la mortalidad por todas las enfermedades, no solo la del COVID-19; y tercero, minimizar la mortalidad en todo el población, incluidos los ancianos y los las personas con vulnerables económicamente.


Puedes consultar la presentación completa de José Gefael pinchando aquí.

2020-09-07 depre

La ozonoterapia levanta a un vecino de Nigrán hundido por una depresión

Hay veces que la vida se obsesiona en ponernos palos en la rueda. Darnos una de cal y otra de cal hasta hacernos sentir que no valemos, que todo lo malo es culpa nuestra y que no hay forma de salir del agujero en el que nos hemos caído. Una sucesión de golpes que nos acaba sumergiendo en una depresión. Esto, precisamente, le sucedió a Ismael, un arquitecto de 58 años de Nigrán vapuleado por la crisis económica de 2008 y rematado este 2020 por las dificultades financieras que han acompañado a la pandemia de la Covid-19.

Ismael, al principio, le quitaba hierro al asunto. Aseguraba que la mala situación económica le había dejado “tocado”. Pero cuando se puso en las manos de los médicos le pusieron en tratamiento psiquiátrico contra la depresión y también le recomendaron que mejorase su forma física. Cambios que no fueron suficientes para darle la vuelta a su situación porque su cuerpo no le pedía otra cosa que no fuese dormir. Sus días nunca terminaban, las semanas se le hacían eternas y su familia ya no sabía cómo ayudarle a salir del bache.

Un día, gracias al boca a boca, se enteró de que la ozonoterapia podría ser otro aliado al que sumar en su lucha contra la depresión. Se puso en contacto con el doctor José Antonio Marqués de Magallanes, director de la Clínica de Ozonoterapia Claro de Vigo, y se decidió a compaginar los antidepresivos con el tratamiento con ozono.

“Desde el principio José Antonio me demostró ser un gran profesional y nunca tuve dudas”, explica el arquitecto de Nigrán varios meses después de su primera visita a la clínica. “Las primeras semanas fueron difíciles por el agotamiento. Al día siguiente de la primera sesión tuve que quedarme en cama porque mis niveles de oxígeno en sangre eran bajísimos y lo normal era tener que recuperar. Pero el cansancio era cada vez menor conforme avanzaron las sesiones y tras el confinamiento conseguí encontrarme mucho mejor”, describe Ismael.

“Verme bien, como me encuentro ahora, me hace ser consciente de lo ‘malito’ que estaba”, confiesa Ismael al echar la vista atrás. El arquitecto ha conseguido volver a regular su sueño, ha mejorado su estado anímico y admite sentir más energía física para afrontar el día a día.

“La ozonoterapia me quitó unas gafas que me había puesto la vida que me daban visión borrosa. Me ha ayudado a tener ganas de poner orden a todo lo que me estaba pasando”, manifiesta el nigranés, que destaca además el valor humano del doctor Marques de Magallanes: “Al margen del tratamiento con ozono, que es pura química, me dio pautas de comportamiento y consejos para mejorar mi situación. El impacto de la ozonoterapia ha sido físico y los consejos de José Antonio han sido la parte emocional. La combinación de ambas cosas es lo que me ha ayudado”.

Después de que tanto él como sus familiares hayan percibido una mejoría general, Ismael ha querido recomendar la ozonoterapia para todas aquellas personas que estén pasando por un proceso de depresión similar al suyo. “Es una terapia poco invasiva y por probarla no se pierde nada. Al final los resultados que se obtienen compensan sobradamente el esfuerzo tanto económico como de tiempo. Sin duda alguna debería considerarse como una opción para gente que ha pasado lo mismo que yo”, concluye.